El interior llegaría muy justo al choque del domingo frente al Racing.

Hugo Vitienes se ha sometido a una ecografía para conocer el alcance de su lesión, producida en los minutos finales del encuentro del pasado domingo ante el Izarra. El percance muscular se produjo, además, justo cuando el técnico blanquiazul acababa de agotar las tres sustituciones. Vitienes sufrió un pinchazo en la parte posterior del muslo de su pierna derecha, y acabó el partido frente a los navarros con visibles muestras de dolor.

Las pruebas médicas que se le han realizado al centrocampista han concluido que sufre una micro rotura en el bíceps femoral de su pierna derecha, una lesión que hace peligrar su presencia en el derbi del próximo domingo (17:00 horas, El Sardinero). Por el momento, Vitienes se entrenará al margen y, de incorporarse con sus compañeros, lo haría al final de la semana con el único objetivo de ser de la partida el domingo.

Sin embargo, los servicios médicos del club han decidido actuar con cautela y no se arriesgará con el jugador, que en caso de no cumplir los plazos y tener sensaciones positivas en alguna de las últimas sesiones preparatorias, ampliará su período de recuperación para estar disponible ante la Cultural de Durango en El Malecón.