Chico Cabo, nace en León un 13 de febrero de 1947. Comienza su andadura futbolística en el Júpiter leones, donde juega una temporada con 17 años, edad inferior a la reglamentaria en la tercera división. A los 18 salta al Real Valladolid, en segunda, jugando en el Europa, para posteriormente ser cedido al Logroñés, con el que asciende a segunda división.

La Cultural Leonesa va a ser su siguiente equipo, con el que se clasifica segundo, en la que quedó primero el Racing que logra su ascenso. Vuelta al Valladolid y servicio militar, para ascender a la temporada siguiente con el club vallisoletano a la segunda división.

Llega a Torrelavega de la mano de Telechea. El entrenador y César Macho se interesan por sus servicios y la fama del club del Malecón le inclina a firmar por el once blanquiazul. Preside la entidad Jesús Collado y, además de Telechea, están de entrenadores Yosu y Odriozola. Era un equipo de veteranos y muy técnico, clasificándose en las primeras posiciones. Cazalla y Díaz eran los porteros, José Luís, Cabo, Yosu, Velar, Chente en defensa; en el centro del campo Goñi, Marigomez, y Chicho Rasilla y en la delantera Echevarría, Sibianes, Arce, Ortíz, Odriozola, Pachín, Manolín y Zabala.

En la segunda temporada hubo cambio de entrenador. Yosu colocó al equipo hasta con seis positivos y habían llegado al conjunto Errandonea, Isidro y Aguilar, pero la mejor temporada sería la tercera, en donde se clasificaron entre los mejores, logrando el ascenso la Cultural Leonesa y segundo el Langreo.

Con Yosu cambiaron mucho los métodos de entrenamiento; pesas y ejercicios nuevos, etc. Y el equipo, aquel gran equipo estaba formador por: Polanco, Tresgallo, Vazquez, Cabo, Quico, Poo, Rasilla, Marigomez, Barategui, Marrero, Isidro, Platas, Barrios y Manolín, obteniendo Cabo el trofeo a la regularidad. Marcha de Torrelavega y su destino es Almería. Dos años, con promoción primero y ascenso después, para regresar de nuevo a la Gimnástica, donde militó tres campañas en tercera, una en regional y otra en tercera.

Una vez que dejó el fútbol activo, Chicho Cabo jugó al fútbol sala con la Buhardilla, Bar Cabrero y el Lovio. Con el Bar Cabrero llegó a categoría nacional, formando un equipo donde estaban otros ex jugadores gimnásticos, habiendo quedado campeones regionales en la temporada 1983/84.

También estuvo vinculado a la Asociación de Veteranos de la Gimnástica, realizando la tarea de Secretario Técnico del equipo de fútbol durante los diez años que estuvo presidida por Alejandro Campo.

Incluso hizo sus pinitos de entrenador siendo campeón de Cantabria en 1973 con el equipo infantil de la Gimnástica, habiendo entrenado también a los juveniles.

En las dos etapas de Chicho Cabo como jugador gimnástico, que comprenden las temporadas 1971-74 y 1976-79, disputó un total de 212 partidos de competición oficial, marcando dos goles.

Chicho Cabo fue un jugador carismático en Torrelavega, donde fijó su residencia familiar, seguidor incondicional de su Gimnástica, colaborador en diversos medios de comunicación, supo ganarse las simpatías y el afecto de todo lo relacionado con la Real Sdad. Gimnástica de Torrelavega.

A su esposa Maite, sus hijos Eneida, Alejandro y Ernesto expresarles la condolencia y el recuerdo que siempre quedará en el gimnasticismo.