La Gimnástica suma el tercer empate de la temporada- segundo consecutivo- en uno de los campos más complicados de la tercera división. Fermín adelantó al cuadro blanquiazul, pero Miguel igualó desde los once metros después de un penalti que supuso la expulsión del guardameta Hugo Guil. Javi Reventun, portero juvenil, debutaba con la elástica blanquiazul con una notable actuación.

La Real Sociedad Gimnástica afrontaba este partido con la necesidad de sumar los tres puntos después del pasado bache ante el Velarde. El rival, la U.D. Sámano, sumaba los mismos puntos-8 en cuatro jornadas- que la Gimnástica, con lo cual el partido, sumado a las condiciones climatológicas y el terreno de juego, se presumía como una verdadera prueba para los de Chiri. El técnico apostó desde el inicio por Hugo Guil; Fer, Camus, Nacho, Belmonte; Luis Alberto, Rubén Palazuelos, Hugo Vitienes, Fermín; Kamate y Nacho Rodríguez. Posteriormente harían acto de presencia en el terreno de juego Javi Reventun, Perry y Javito, en sustitución de Kamate, Fer y Vitienes. Alineación del U.D. Sámano: Delri, Lanki (Chris, 70'), Vázquez, Kevin (Iriarte, 63'), Gonzalo Barba, More (Álex, 88'), Dani, Xavi, Miguel, Guipu, Robin. Antes del comienzo del encuentro, a pesar de que la lluvia no apareció hasta los primeros compases del encuentro, el terreno de juego dio muestras de estar muy perjudicado debido a las condiciones climatológicas tanto del propio sábado como de los días anteriores.  Los primeros minutos del choque fueron de tanteo por parte de ambos equipos. Sin necesidad de complicarse en defensa, los dos buscaron el balón largo y la superioridad sobre las caídas. La Gimnástica, a pesar de no estar acostumbrada a este tipo de juego, entró bien en el partido. Prueba de ello fue la primera gran ocasión del partido. Nacho Rodríguez recoge un balón botando en la frontal del área y, muy inteligentemente, ve como el portero Delri trata de arrebatárselo, logra picarla por encima pero su remate se fue por poco.  Pocos minutos después la Gimnástica no perdonó. Jugada de manual: balón directo de Nacho buscando la cabeza de Rodríguez, este que prolonga hacia Fermín quien, con un espléndido centro chut, evita al portero local y adelantaba al cuadro blanquiazul. Fueron los mejores momentos de la Gimnástica en el partido, con el dominio territorial y creando problemas al Sámano con balones a la espalda de su defensa.  Esta dinámica se repitió hasta prácticamente el minuto 30, momento en el que el Sámano dio un paso adelante y poco a poco entró en el partido. Adelantó su línea defensiva y evitó cualquier conato de contraataque visitante sin complicaciones. Ya a los 31 minutos Rubén Palazuelos iba a salvar el empate, gracias a un despeje en última estancia cuando un jugador del Sámano se disponía a rematar a portería. Cinco minutos más tarde llegó la jugada desgraciada del partido. Robin, muy veloz por la banda- como todo el partido- se deshizo de Fer y ante la salida de Guil, lo regateó con éxito. Tras su quiebro perdió ángulo, y en su intento por redirigirse nuevamente hacia portería, fue derribado por Hugo Guil cuando enfilaba el golpeo. Penalti y expulsión. Javi Reventun, portero en edad juvenil, debutada con el primer equipo de la Real Sociedad Gimnástica sustituyendo a un perjudicado Kamate.  Su primera prueba sería un lanzamiento de penalti. Miguel, encargado de lanzarlo, lo ajustó en exceso hacia su derecha, lo cual impidió la parada de Reventun, que a punto estuvo de detenerlo. Quedaban prácticamente 52 minutos y la Gimnástica jugaría en inferioridad numérica. Antes del descanso, varias ocasiones para los nuestros. Primero Camus, con un excelente lanzamiento de falta que desvió Delri. Después Palazuelos, que remató desde el borde del área enviando a córner la defensa rival. Y Nacho de cabeza, tras el saque de esquina. Ninguna de ellas logró atravesar la línea de gol. Con el comienzo de los segundos 45 minutos la lluvia se intensificó sobremanera, y el terreno de juego se convirtió en un barrizal. Los dos equipos pugnaron cada balón como si fuera el último, confiaron el juego ofensivo al balón parado y evitaron males mayores en defensa despejando el peligro inmediatamente.  En la segunda mitad las ocasiones brillaron por su ausencia. Únicamente Xavi, que probó a Reventun desde lejos. El árbitro decretó el final del encuentro con empate a uno en un encuentro igualado donde ambos equipos lucharon hasta el final.