El centrocampista, que regresaba al equipo casi un mes después, firmó el 2-1 definitivo desequilibrando la balanza en favor de los torrelaveguenses. Ito había adelantado a los suyos en la primera parte en tanto que el ex gimnástico Platero igualó el encuentro a la hora de partido.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

RS GIMNÁSTICA: Peón, Camus (Fer, 84'), Fermín, Chamorro, Luis Alberto, Cusi, Vitienes, Palazuelos, Ito (Salas, 61'), Roberto (Prada, 69') y Saúl.

AD SIETE VILLAS: Del Río, Cano, Vicen (Ousmane, 57'), Jorge, Javier, Lila, Kevin (Platero, 54'), Andrés, Manu Cobo, Miguelín (Adrián, 87') e Iker.

Goles:

1-0. Ito (min 33)

1-1. Platero (min 59)

2-1. Prada (min 87)

La Gimnástica volvió a sumar los tres puntos gracias a un tanto en los últimos minutos. En esta ocasión, el 'héroe' blanquiazul fue Álvaro Prada, que regresaba al equipo prácticamente un mes después y firmaba su tercera diana en apenas cuatro partidos disputados. En la primera parte, Ito había adelantado a los torrelaveguenses en un gol de 'pillo', al igual que Platero, que aprovechó su instinto goleador para sellar las tablas en el 59'.

Victoria justa a tenor de lo visto sobre el terreno de juego, pues además de los dos tantos que subieron al marcador, el conjunto gimnástico disfrutó de media docena de ocasiones que pudieron haber encarrilado el partido con anterioridad. Sin embargo, la continuidad en el juego ofensivo no apareció y las ocasiones llegaban de forma esporádica, dominando en todo momento el esférico pero sin demasiadas prisas en ataque.

Roberto Sierra, a los 7', fue el primero en probar a Del Río con un chut desde la frontal, raso y seco, que obligó al meta ex del Sámano a estirarse y despejar a córner. No conseguía el equipo local materializar en ocasiones sus constantes llegadas por banda, con un Saúl estelar que fue el mejor de los suyos en la tarde de hoy. Fue en una acción a balón parado cuando consiguió adelantarse la Gimnástica. Cusi ejecutó una falta indirecta desde el pico del área, e Ito, muy listo en el interior del área, aprovechó el rechace de Del Río para perforar la meta visitante. 

Tres minutos después, Saúl García protagonizó la jugada más bonita de la tarde. Recibió el balón en campo propio tras un córner a favor del Siete Villas, arrancó la moto y dejó atrás hasta a dos defensores en más de 60 metros de carrera. Llegada la hora de definir, la ejecución fue casi perfecta superando a Del Río por alto, lástima que la pelota se estrellase contra el poste. Vitienes, otro de los destacados por parte local, encaró constantemente a Vicen y cerca estuvo de encontrar algún rematador en un cuero que se paseó por boca de gol.

En la segunda parte, los locales redujeron su intensidad y permitieron el primer acercamiento de los amarillos, a cargo de Manu Cobo, que envió muy alto un disparo desde el pico del área. Palazuelos contestó con un testarazo tan característico como habitual, pues casi siempre acaba en gol, pero en esta ocasión la colocó por encima de larguero. En el toma y daca llegaría el empate del Siete Villas, con el ex gimnástico Platero cazando un balón suelto en el área y colocándolo sutilmente lejos del alcance de Peón.

Salas y Prada ingresaron en el terreno de juego en detrimento de Roberto e Ito, y el equipo torrelaveguense ganó en profundidad y claridad de ideas. Vitienes y Saúl, dos puñales por banda, protagonizaron gran parte de los ataques gimnásticos. Lo cierto es que faltaba un rematador en el área, y solo Palazuelos conectó un cabezazo que también, contra todo pronóstico, se marchó desviado. Cusi y Saúl, entre otros, también probaron fortuna desde lejos pero se toparon con la figura de Del Río. 

Prada, en el 87', ejecutaba a la perfección una falta frontal que engañaba al meta amarillo y colocaba el definitivo 2-1 en el marcador. Este resultado, tercera victoria consecutiva, coloca a los blanquiazules en el segundo puesto de la tabla, con el Ribamontán al Mar en el horizonte, próximo rival liguero en El Malecón (domingo, 17:00 horas).