Los blanquiazules se someterán a la prueba después de ejercitarse por última vez a las 10:00 horas.

Varios futbolistas prestan atención a las indicaciones de Mateo García durante un entrenamiento

Jugadores y técnicos del primer equipo con licencia federativa se someterán al último test del COVID-19 en la jornada de sábado. Lo harán en el Centro Médico de la Federación Cántabra de Fútbol después de la última sesión preparatoria antes de medirse al Rayo Cantabria (domingo a las 18:30 horas). Los torrelaveguenses han planificado la jornada de sábado con un entrenamiento matinal que dará comienzo a las 10:00 horas en tanto que después de la sesión se realizarán la última prueba antes de que vuelve a rodar el esférico en competición oficial.

Después de la prueba, el técnico Mateo García facilitará la lista definitiva de futbolistas convocados, que será en todo caso de veintidós, aunque únicamente se podrán vestir veinte en el encuentro. Por tanto, a buen seguro que alguno de los canteranos juveniles -hasta seis- que se vienen ejercitando con el primer equipo desde el parón tendrá la opción de colarse en la lista. 

El domingo, citados a las 16:30 horas

Dos horas antes del choque, jugadores y cuerpo técnico de la Gimnástica deben personarse en el Fernando Astobiza de Sarón. Así lo ha decretado la Federación Cántabra de Fútbol en su protocolo de seguridad, que también aclara que los técnicos y jugadores titulares accederán directamente a los vestuarios situados debajo de la tribuna; por su parte, los suplentes lo harán a la zona de vestuarios del campo número 2. Por su parte, el Rayo Cantabria accederá a la instalación quince minutos después - a las 16:45 horas-.