El delantero laredano se lesionó la pasada semana y, a falta de la resonancia magnética, todo apunta a que padece un esguince de grado II en el ligamento lateral interno de su rodilla derecha.

Nacho Rodríguez disputa el balón ante la presencia de un jugador del Leioa.

Nacho Rodríguez no pudo entrar en la convocatoria para el desplazamiento a Miranda de Ebro tras sufrir una lesión en la rodilla en una de las sesiones de entrenamiento de la pasada semana. Pasados unos días y tras haberse realizado las primeras exploraciones, el cuerpo médico estima que sufre un esguince de grado II al tener parcialmente roto el ligamento lateral interno de su rodilla derecha.

 El laredano se someterá a una resonancia magnética el próximo jueves para determinar el nivel de daño que ha sufrido su ligamento y descartar posibles lesiones mayores.