0%

La Gimnástica suma su tercera victoria consecutiva de la segunda fase derrotando al Cayón (2-0)

Los blanquiazules se mostraron muy superiores al campeón de grupo y tendrán opciones de escalar posiciones en la tabla en la última jornada.

RS GIMNÁSTICA (1-4-3-3): Lavín; Fer, Fer Torre, Delgado, Casta; Cusi, Prada (Merino, 69’), Palazuelos (Vitienes, 69’); Lander (Iñaki, 85’), Basurto y Nacho (Peredo, 89’).

CD CAYÓN (1-4-3-3): Manu Márquez; Riki, Estrada, Bolado, Víctor; Turrado (Quitora, 72’), Cano (Bolado, 82’), Miguelín; Tirilonte (Jesús Laredo, 72’), Pelayo (Vegas, 86’) y Cagigas.

Goles:

1-0. Lander (min 37)

2-0. Nacho (min 89)

Árbitro: dirigió la contienda el árbitro Ruiz Rodiño. Amonestó a los locales Cusi, Palazuelos y Fer; y a los visitantes Pelayo, Riki, Turrado, Estrada y Víctor.

En los prolegómenos del encuentro, la Real Sociedad Gimnástica realizó el pasillo al CD Cayón por su reciente ascenso a 2ª RFEF. De igual forma, ambos equipos homenajearon al colegiado de la contienda, Ruiz Rodiño, que colgaba el silbato después de una dilatada trayectoria arbitral. Asimismo, se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del socio nº 10 del club, D. Carlos Rodríguez Fernández.

Estadio El Malecón. 600 espectadores.

La Gimnástica está volviendo a ser la Gimnástica. Por segunda vez esta temporada, el equipo blanquiazul encadena tres victorias consecutivas aunque, en esta ocasión, con un plus de dificultad pues ha sido venciendo a rivales directos que luchan por el ascenso. Esta vez fue el Cayón, que ayer, al término del partido, se proclamaba campeón de grupo pese a la derrota. Los de Sarón solo habían caído derrotados en una ocasión pero, ayer, la Gimnástica fue muy superior e incluso, de haber tenido más acierto en los últimos metros, pudiera haberse llevado una goleada.

De nuevo Carlos Docando volvió a acertar al modificar el sistema y algunas de sus piezas, recuperando su sistema habitual de 1-4-3-3 e introduciendo en el once titular a jugadores como Palazuelos, Prada o Nacho, que rallaron a un buen nivel. Además, jugadores como Lander o Basurto resultaron determinantes en el choque de ayer.

Pese a que los gualdinegros no tenían prácticamente nada en juego, en los primeros minutos dejaron argumentos más que suficientes para comprobar por qué había sido el mejor equipo de la competición. Los pupilos de Luis Fernández hacían gala de una excelente colocación táctico y, con el balón a sus pies, velocidad en las transiciones y mucho talento en las botas de Miguelín y Roberto Cano.

Pese a su buena puesta en escena, el Cayón no generó trabajo para un Rubén Lavín que estuvo notable en sus escasas actuaciones. Y fue Basurto quién empezó a desequilibrar por banda izquierda, acompañado por un Lander incansable durante los 85 minutos que estuvo sobre el césped. El vasco probó a Manu Márquez con un disparo a balón parado que tuvo que atrapar en dos tiempos el meta, también ex gimnástico.

Superado el ecuador de la primera mitad, la Gimnástica se hizo dueña y señora del partido aunque, en el 25’, Nacho tuviese que sacar bajo palos un lanzamiento directo desde la esquina. Basurto recibía de Cusi y provocaba un córner después de zafarse de dos defensores. Eran los mejores minutos de la Gimnástica y el primer tanto parecía asomar en el horizonte.

Perdonaba Nacho a la media hora después de recibir un pase de la muerte de Basurto al que solo le faltó meter la puntera. Un defensor del Cayón molestó lo suficiente al ariete para evitar que este anotase su 9º tanto del curso.

Sería Lander, el hombre incansable, el que abriese el marcador allá por el 37’. Basurto inicia un contraataque con un balón en ventaja para el vasco. Este, aún con metros por delante, cabalga con mucha fe ante Bolado y Estrada, consigue meterse entre ambos y supera a Márquez por bajo. Carrerón impresionante de Lander y golazo que hacía justicia a lo visto hasta el momento.

Antes del descanso, el caudal ofensivo blanquiazul seguiría generando peligro hasta el punto de que Nacho dispuso de una doble ocasión y Manu Márquez anticipaba a Basurto en el mano a mano tras un gran pase de Prada.

En la segunda mitad, la Gimnástica estrellaría un balón en el larguero nada más reanudarse el juego. Es Lander quien centra desde la derecha y Nacho, con todo a favor, remata de cabeza contra el larguero en un gol prácticamente celebrado por la afición. Tres minutos después Nacho volvería a desperdiciar una nueva ocasión, enviando al limbo su golpeo desde el punto de penalti. De nuevo, el mérito recaía sobre Lander, que rompió al espacio, peleó ante el defensa, rescató el cuero y la puso franca en el punto de penalti.

Con media hora por delante, daba la sensación de que los blanquiazules podían pagar el esfuerzo físico y, sobre todo, la ingente cantidad de ocasiones desperdiciadas. El Cayón vio que la renta era demasiado corta y que podía igualar el partido. Tirilonte probaba desde lejos y Lavín intervenía; también estuvo fino el meta gimnástico con una rápida salida que interceptó a Cagigas.

Rubén Palazuelos perdonaba el segundo con un magnífico control con el pecho y remate de volea con la diestra que se quedaba en el lateral de la red. Fue su última jugada, pues entraron Merino y Vitienes por el propio Palazuelos y por Prada.

Nacho gozaba de otra oportunidad a la salida de un córner, aunque su impacto no fue el idóneo y el balón llegó manso a manos de Manu Márquez. La entrada de Jesús Laredo y de Quitora dio más mordiente al cuadro de Luis Fernández, aunque les faltó acierto en zona de ¾.

La Gimnástica lograba, por fin, la sentencia después de que Nacho aprovechase un error con los pies del meta del Cayón. El ariete presiona al guardameta, intercepta su pase y el esférico sale por los aires. Ambos pugnan por el mismo, Nacho gana la posición y, de espaldas, se inventa un remate magnífico de espuela que bate por alto a Manu.

También esta fue la última intervención del ‘9’ gimnástico, pues, ya en el 90’, debutaba con la elástica blanquiazul el ariete juvenil Sergio Peredo, que dejó un par de detalles sensacionales durante su estancia en el terreno de juego.

Otra buena noticia llegó en el tiempo de prolongación, cuando Lavín detenía un mano a mano a Jesús Laredo, un hecho que permitió a la Gimnástica mantener la portería a cero y, en lo personal, aumentar la confianza del cancerbero gimnástico.

Con estas tres victorias consecutivas, la Gimnástica se ha metido en la lucha por el tercer y cuarto puesto en el último partido de la 2ª fase, un hecho que puede resultar diferencial en el siguiente play off de ascenso. La Gimnástica se mide al Siete Villas en Castillo el próximo domingo a las 18:00 horas y, de sumar los tres puntos, ascenderá a la cuarta plaza. Si, además, el Tropezón pierde en Sarón, los blanquiazules finalizarán terceros. Y es que en la fase de ascenso, si los blanquiazules quedan quintos, jugarán los cuartos de final en casa y unas hipotéticas semifinales y final a domicilio; en caso de quedar cuartos, pasarían exentos en cuartos de final, y jugarían la semifinal en casa y la final fuera; si quedan terceros, jugarían tanto la semifinal como la final en El Malecón.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies