Los blanquiazules llevaron el peso del partido pero los pejinos pusieron la pegada.


FICHA TÉCNICA:

CD LAREDO: Puras; Mantilla, Cano, Bustillo, Ares; David Sanz, Felipe Peredo; Varo (Guipu, 81'), Vinatea (Juancar, 90+'), Riky (Asier, 81'); Argos (Altadill, 90'). 

RS GIMNÁSTICA: Lavín; Fer, Fermín (Prada, 72'), Chamorro, Urri (Herrera, 90'); Cusi (Palazuelos, 72'), Luis Alberto; Vitienes, Muneta, Saúl; Ito (Nacho Rodríguez, 63').

Goles: 

1-0. Argos (min 68)

2-0. Guipu (min 90+5)

Árbitro:  Castellanos Argüeso, asistido por Sánchez Bustara, Álvarez Borbolla y Campelo Núñez. Amonestó a los locales Puras, Pereda, Varo y Argos; y a los visitantes Cusi, Lavín y Luis Alberto.


La Gimnástica se quedó sin el premio del ascenso al sucumbir ante un aguerrido Laredo, que sentenció la eliminatoria en el tramo final de encuentro. Los blanquiazules llevaron el peso del partido durante gran parte de la contienda, con un Muneta inspirado en zona de creación que dirigía a los suyos con criterio. 

Los dos equipos, sabedores de lo que había en juego, comenzaron un tanto dubitativos y con serias muestras de no querer cometer errores. Mantilla fue el primero que se atrevió a tirar, aunque sin peligro sobre la meta de Rubén Lavín. Otro zaguero, en este caso Chamorro, se aventuró también desde lejos con un disparo potente que tampoco cogió portería.

Vitienes y Fer crecían por banda derecha mientras Luis Alberto y Muneta fabricaban fútbol por dentro. El Laredo, muy bien situado, esperaba replegado en su propio feudo. La más clara de la primera mitad la desbarató Mantilla al despejar bajo palos un centro de Vitienes que ya esperaba ansioso Luis Alberto. 

Por parte pejina, Argos y Vinatea lo intentaron con sendos remates que se toparon con la defensa. De nuevo Chamorro, uno de los destacados en el bando blanquiazul, cabeceaba por encima del travesaño. 

Un gol necesitaba la Gimnástica y para ello, ya en el 60', Mateo García introdujo al killer Nacho Rodríguez. Antes, Vinatea había gozado de la ocasión más clara hasta el momento, donde remató contra el lateral de la red. Y el gol llegó, pero para el Laredo, en una de esas acciones de estrategia donde no puedes fallar si realmente quieres ascender. Varo le ganó a su par en el segundo palo y dirigió el cuero hacia el primero, donde Argos remató a placer y firmó prácticamente la sentencia de la Gimnástica.

Palazuelos y Prada ingresaron al terreno de juego en detrimento de Cusi y Fermín, con lo que la artillería pesada en ataque ya estaba sobre el campo. Sin embargo, la defensa del Laredo, férrea como a lo largo de la temporada, se mostró impasable. Solo permitió dos remates forzados de Palazuelos y una oportunidad realmente clara, de Vitienes, que se lo guisó pero no se lo comió con un remate in extremis. 

Ya en el descuento, Guipu, que llevaba diez minutos en el campo, superó a Lavín con un gol de bella factura al picarle el esférico con clase. La Gimnástica no estará el año que viene en 2ª división B y, por tanto, volverá a hacerlo en 3ª.