Los blanquiazules vieron como el colegiado les anulaba dos tantos en un partido en el que merecieron llevarse los tres puntos.

SD TORINA: Varo, Pablo Puente, Christian, Diego, Paco, Javi Cabrero, Cris (Manu, 73'), Lavín, Abi (Jairo, 86'), Gallo y Víctor (Jose, 86').

RS GIMNÁSTICA: Peón; Fer, Chamorro, Urri, Camus; Luis Alberto, Palazuelos, Prada (Muneta, 82'); Vitienes, Saúl, Salas (Ito, 84').

Goles:

1-0. Christian (min 56)

1-1. Álvaro Prada (min 62)

Sin victoria y sin posibilidad ni de aumentar ni de recortar distancias en la clasificación con los máximos rivales directos. Así salió la Gimnástica de El Alpedre de Bárcena de Pie de Concha después de un notable partido de los blanquiazules, que fueron claros merecedores de la victoria pero que, a fin de cuentas, en este deporte lo verdaderamente importante es perforar la portería contraria. Lo consiguió Prada pasada la hora de partido aunque, poco antes, se había adelantado el Torina en el primer y único disparo entre palos. Los torrelaveguenses, sólidos e inspirados en medio campo durante casi todo el partido no supieron aprovechar sus acercamientos y se tuvieron que conformar con un empate.

El choque estuvo claramente condicionado por el viento que sopló en El Alpedre durante casi la totalidad del encuentro. El capitán Camus ganó el sorteo de campo y situó a los suyos con viento a favor en el primer acto. La decisión, acertada a más no poder, arrinconó al Torina en torno a su área y los rojiblancos no pasaron prácticamente de medio campo durante los primeros 45 minutos. 

Sí se aproximaron los blanquiazules y de qué manera en el 10', cuando Borja Camus anotaba desde medio campo uno de los goles de la temporada de no haberse invalidado. En la jugada precedente, Saúl y un zaguero local se enzarzan, el colegiado decide intervenir en la trifulca y es Camus el que golpea sin la autorización del colegiado. Gol, por tanto, anulado. 

Se creció la Gimnástica, que contó con más de un centenar de aficionados desplazados desde Torrelavega en el que ha sido uno de los mayores partidos con presencia de seguidores gimnásticos. Camus, en el 11', desafió a Varo con una volea sensacional que repelió a mil maravillas el ex guardameta gimnástico con una estirada a la cruceta. 

En el ecuador de la primera mitad llegó una de las múltiples oportunidades claras para los visitantes. Saúl, imparable e incansable durante todo el choque, filtra para Salas, que se encuentra en posición legal, y solo ante Varo estrella su remate con la zurda contra el cancerbero.

Las ocasiones no dejaban de llegar gracias a la excelente labor de recuperación de Luis Alberto y Palazuelos, que robaban y surtían de balones a Saúl y Vitienes. Precisamente el '7' protagonizó las dos siguientes ocasiones de la Gimnástica, aunque en una acarició el balón en el área chica y en otra intentó sorprender a Varo con un disparo casi sin ángulo.

Proseguía el dominio torrelaveguense y otra vez Salas veía como se le escapaba el gol en dos ocasiones. Centro lateral de Camus que se va envenenando y que el '11' no consigue apuntillar. Poco antes del descanso también remató de cabeza un centro lateral de Fer sin precisión. El Torina 'sobrevivía' a la primera mitad con el viento en contra y se abría un nuevo partido en los segundos 45 minutos.

Los locales se sacudieron del dominio abrumador de la Gimnástica y encontraron la recompensa en su primer disparo a portería. Chris recoge un balón suelto en la frontal y, con su pierna menos buena, la pone en la escuadra desatando la furia entre la hinchada local. Poco antes había marcado Salas y lo había anulado el árbitro asistente por supuesto fuera de juego. Los jugadores gimnásticos reclamaban la tardanza del asistente en señalar la posición antirreglamentaria pues Salas pudo correr, recibir, driblar a un defensor y batir a Varo sin que la jugada fuese detenida.

No se rindió la Gimnástica y aumentó su velocidad de balón en 3/4 de campo, con un Saúl inspirado en el uno contra uno y la visión de juego de Prada como principal buque insignia. El media punta igualaría el partido apenas seis minutos después del gol del Torina, al rematar cruzado con la derecha un rechace de la zaga.

El gol hizo creer a la Gimnástica en la remontada y en dos minutos lo pudo conseguir -al igual que la semana pasada frente al Escobedo- aunque en esta ocasión Varo frenó el remate de Salas y Vitienes no consiguió cazar el rechace. El pichichi blanquiazul volvería a perdonar al plantarse solo ante el portero y rematar muy alto. 

En la recta final el Torina se encerró en su campo y neutralizó todos los ataques de la Gimnástica, que no consiguieron su meta final. Los torrelaveguenses recibirán a uno de los equipos revelación de la categoría, la Sociedad Deportiva Barreda Balompié, el domingo a las 17:00 horas en El Malecón.