Los torrelaveguenses firmaron el peor partido de la temporada y sufrieron una derrota que les complica aún más en la clasificación

CD VITORIA: Jon Mikel, Brani, Roger, Malón, Kaiser, Atienza, Jaime Dios, Miguel Mari ,(Alain Ribeiro, 79’), Xesc Regis (Sergio Ríos, 84’), Obi,  y Kike Pina (Luis Lara, 65’).

RS GIMNÁSTICA: Álex Ruiz, Luis Alberto, Fermín, Camus, Ramiro, Cusi, Vitienes (Primo, 67’), Palazuelos, Giovanni (Salas, 56’), Leandro y Nacho Rodríguez (Víctor, 72’)

Goles: 1-0. Xesc Regis (min 2). 2-0. Ramiro p.p. (min 34).

Amonestaciones: dirigió la contienda el colegiado Pérez Fernández, asistido en las bandas por Rodrigo Gonzalo y Hernández Álvarez, del colegio castellano leonés. Amonestó al locales Brani y Obi, y a los visitantes Camus, Luis Alberto, Víctor y Primo.

La Gimnástica dio un paso atrás en su búsqueda de la salvación ante un rival directo como el Vitoria, que se mostró mucho más intenso y seguro en su juego. Los armeros fueron netamente superiores a los torrelaveguenses, que vieron como los vascos les pasaban por encima sin poder poner remedio.

Con un once atrevido encuadrado en su 1-4-4-2, Pablo Lago alineó al último fichaje, Giovanni Navarro, en punta de ataque con Nacho Rodríguez. Vitienes y Leandro ocuparon los extremos, con Cusi y Palazuelos en el doble pivote. La defensa, la misma que ante el Tudelano. Una propuesta atrevida, con jugadores de clara vocación ofensiva para contrarrestar la falta de gol de los blanquiazules.

Todos los planes del técnico asturiano se fueron al trasto cuando, al haberse cumplido apenas el minuto 2 de juego, los vitorianos se iban a adelantar en el luminoso. La falta de concentración defensiva permite a Brani, lateral del Vitoria, centrar con comodidad en zona de 3/4. El balón va hacia el segundo palo y un nuevo error, esta vez en la marca, desemboca en un remate totalmente solo de Xesc Regis, que bate a placer a Álex Ruiz.

Con un inicio realmente desafortunado y con prácticamente todo el partido por delante, Leandro pudo empatar poco después, pero cruzó demasiado su potente chut. Contestó hasta en dos ocasiones el Vitoria, ambas por medio de Kike Pina, pero sin gran peligro sobre la meta del francés Álex Ruiz.

Una de las más claras en todo el partido para la Gimnástica la tuvo la testa de Giovanni, en un centro medido de Nacho Rodríguez que el joven atacante no supo dirigir a portería. Acto seguido, monólogo del Vitoria, que pudo marcar el segundo de penalti. Camus derriba a un futbolista local agarrándolo en una acción de estrategia y Pérez Fernández señala el punto de penalti. Obi dispara con potencia a la cepa del poste pero aparece Álex Ruiz que no solo detiene la pena máxima sino que también atrapa el cuero desbaratando cualquier posibilidad de rechace.

Sin embargo, y, como una premonición, el penalti detenido no impulsó a la Gimnástica y sí al Vitoria, que perdonó en dos acciones de Kaiser –que cabeceó fuera- y de Jaime Dios, que despertó a la grada con un acrobático remate que salió rozando el poste. Poco después, en el 34’, otra buena acción combinada del Vitoria propicia que Ramiro envíe la pelota contra su propia portería en un gran centro de Pina. Jarro de agua fría para el centenar de aficionados gimnásticos desplazados hasta Llodio.

La esperada reacción no acabó de llegar. Solo Nacho se atrevió desde la frontal con un remate con el empeine, pero la pelota acarició la escuadra. Tiempo de descanso.

Con el paso por la caseta la Gimnástica intentó darle la vuelta a la situación, pero con más cabeza que juego. Tanto Nacho como Leandro estuvieron cerca de concretar un remate dentro del área, pero nada reseñable que pusiera en peligro la renta local.

De hecho, no solo eso, sino que los vitorianos pudieron ampliar la ventaja en el marcador. Álex Ruiz se empleó a fondo para evitar los tantos de Regis y Jaime Dios, con sendas intervenciones de mérito. Lejos de achuchar en ataque y encerrar al Vitoria en su propio campo, tan solo un balón al espacio que persiguió Salas e interceptó el meta Jon Mikel pusieron en vilo a la zaga local.

Pocas fueron las llegadas y menos las ocasiones para los torrelaveguenses, que tuvieron que firmar la derrota por 2-0 ante las acometidas locales.

La próxima semana, los cántabros se desplazarán hasta Amorebieta para afrontar la vigésimo cuarta jornada de liga, ante la SD Amorebieta, el sábado a las 16:30 horas.