El ambiente en las gradas superó al vivido en el césped, en un partido poco vistoso para el espectador.

R.S. Gimnástica: Álex Ruiz, Fer, Fermín, Ramiro, Cristian (Luis Alberto, 82’), Cusi, Vitienes (Víctor, ), Alberto, Primo, Leandro (Salas, 54’) y Rozas.

Real Racing: Iván Crespo, Buñuel, Redru, Gil, Castañeda, De Vicente (Sergio,76′), Hidalgo, Mario Ortiz, Barral, Rivero (Cejudo, 80′) y Cayarga (Noguera, 66′).

Dirigió el encuentro el colegiado navarro Leo Ollo, que amonestó a los locales Ramiro y Rozas -en dos ocasiones-, y a al visitante Barral.

Estadio El Malecón. 6.000 espectadores.

Gimnástica y Racing se llevaron un punto de un derbi cántabro que poco tuvo de emocionante, al menos en cuanto a ocasiones se refiere. Sí fue histórico el primer lleno de los Campos del Malecón desde la reforma realizada en 2012, con 6.000 almas en las gradas.

El duelo de cánticos entre ambas aficiones, entre las que reinó el respeto y la cordialidad, y la sensacional puesta en escena del Malecón chocaron con la lentitud y el poco juego vertical después visto sobre el terreno de juego.

Los de Mori salieron a presionar la salida de balón de un Racing que dominaba la posesión. Hidalgo se mostró como el hombre más vertical en ataque y de sus botas llegaron las mejores ocasiones de los verdiblancos.

Cayarga envió al banderín el primer disparo del partido, y Leandro y Primo hicieron casi lo propio con sus disparos desde la frontal. El juego a balón parado volvía a resultar fundamental y ahí la Gimnástica dispuso de más oportunidades, aunque sin sacar el resultado esperado.

El Racing insistió con centros laterales de Buñuel y Redru, y en uno de ellos botado por el ex de Osasuna, la incertidumbre entre la zaga y Álex Ruiz estuvo a punto de suponer el primero de Barral. Pasado el ecuador, la Gimnástica dio un paso hacia adelante aunque sería de nuevo Barral quien rozaría el gol. Entre Álex y Primo consiguieron despejar a córner in extremis.

 

Superada la media hora, Alberto dirigió un contraataque en superioridad numérica, abrió a Primo, este asistió a Vitienes que definió muy desviado.

El Racing salió con una marcha más tras el paso por vestuarios e Hidalgo envió cerca del poste un remate seco a la base del palo. Se abrían más espacios para los veloces atacantes verdiblancos. Dos veces tuvo que achicar agua Cristian Moreno ante sendos centros de la muerte de Redru e Hidalgo, respectivamente

.

La ruleta de cambios paralizó aún más un partido que poco juego ofensivo ofreció. En la recta final las prisas y necesidades hicieron dar un paso adelante a la Gimnástica, que tuvo en la cabeza de Cusi su mayor baza para haberse llevado los tres puntos. Crespo contestó con un puño que desvió el cuero a córner.

Ya en el descuento Noguera protagonizó la más clara del Racing, en un contraataque donde se hizo hueco para armar el disparo y la puso muy cerca de la escuadra. Rozas, en la última jugada del partido, vio la segunda amarilla tras una falta que, aparentemente, había realizado Fermín.