El cuadro torrelaveguense frenó al segundo clasificado, que se llevó los tres puntos en una de las pocas acciones de peligro que generó.

CD MIRANDÉS: Limones, Paris, Kijera, Melli, Sergio, Guridi (Matheus, 55’), Yanis (Rodrigo’, 69), Álvaro Bravo, Claudio Medina (Cerrajería, 81’), Hugo Rama y Álvaro Rey.

R.S. GIMNÁSTICA: Álex Ruiz, Fer, Fermín, Ramiro, Cristian, Cusi, Víctor, Palazuelos (Salas, 65’), Primo (Gio, 58’), Alberto y Leandro (Vitienes, 70’).

GOLES: 1-0. Claudio Medina (min 54).

Dirigió el encuentro el colegiado vasco Estayo Herrera, asistido en las bandas por Conde Pérez y Gil Flores. Amonestó a los locales Kijera y Hugo Rama y a los visitantes Primo, Fermín, Víctor, Cristian, Camus y Alberto, este último con tarjeta roja directa (min 24).

Estadio de Anduva. 3.500 espectadores.

La Gimnástica se fue de vacío de Anduva después de rendir visita al segundo clasificado, el CD Mirandés, que se reencontró con la victoria tras acumular tres empates consecutivos. Los de Mori trataron de puntuar en una de las plazas más complicadas de la categoría, y cerca estuvieron de hacerlo a pesar de jugar con un hombre menos por la expulsión de Alberto Gómez en el minuto 24.

Prácticamente nada pasó sobre el césped de Anduva hasta dicho minuto donde los blanquiazules se iban a quedar en inferioridad numérica. Solo Víctor intentó desequilibrar la balanza con un disparo que salió muy alto. El Mirandés dominaba llevando el cuero de lado a lado pero la Gimnástica no sufría.

Pero los torrelaveguenses se quedarían con 10 futbolistas en una acción sin aparente polémica. Alberto trata de robarle el balón a Hugo Rama en la divisoria de ambos campos. El centrocampista del Mirandés recrimina a Alberto su exceso de agresividad en la entrada –el árbitro había decretado falta del cayonés-. Ante la provocativa de Rama, ambos futbolistas se encaran mientras se empujan mutuamente. Se forma una tángana con futbolistas de ambos equipos además de diversos miembros del cuerpo técnico. Finalmente Rama cae el suelo tras una supuesta agresión de Alberto, que es expulsado inmediatamente por Estayo Herrera. Vieron cartulina amarilla tras la trifulca el propio Hugo Rama y Borja Camus, este desde el banquillo.

A partir de ahí el guión del partido debía cambiar. La Gimnástica dio un paso atrás y dejó de presionar con tanto ímpetu la salida de balón de los castellanoleoneses, se arropó con dos líneas de cuatro y cerró todos los espacios posibles. Fruto del buen trabajo de los de Dani Mori, se llegó al tiempo de descanso sin un solo disparo a portería por parte de ambos equipos.

El Mirandés salió en busca de la victoria de manera decidida tras la reanudación. Sin embargo, avisó la Gimnástica en un despeje de Cristian que sorprendió a los centrales Melli y Sergio muy separados. Muy listo Primo, entre ambos, se quedó solo ante Limones. El guardameta del Mirandés anticipó muy atento para arrebatarle la pelota al de Colindres cuando ya se disponía a rematar.

La ocasión más clara del partido hasta el momento precedió al tanto local. Kijera se incorpora por la izquierda, centra al punto de penalti y desde ahí no perdona el ariete Claudio Medina. En la siguiente acción anotarían el segundo pero el juez de línea invalidaría el tanto por posición antirreglamentaria de Yanis.

La entrada de Gio, Salas y Vitienes dio aire fresco a los cántabros, que amenazaban con salir a la contra y establecer la igualada. Entretanto, el Mirandés movía la pelota a su antojo pero sin poner a prueba a Álex Ruiz. Las ocasiones brillaban por su ausencia y solo Cusi, con un disparo lejano que blocó en dos tiempos Limones, y Sergio, con un zapatazo desde treinta metros, mostraron su interés en perforar la meta rival.

A 7’ del final llegó la más clara para la Gimnástica. Salas roba en medio campo, habilita a Gio, que rompe al espacio, y este centra raso entre la zaga y el portero. Vitienes, con todo a favor, llega desde atrás para remachar el centro pero en el último instante cae derribado. El Mirandés vio peligrar su renta y se defendió con su mejor arma: el balón. Por ello, no volvió a rozar el tanto de la sentencia pero tampoco sufrió demasiado en defensa ante diez futbolistas.

La Gimnástica se queda a 5 puntos de la salvación directa y del puesto de play out de descenso. Para el próximo partido ante el Arenas Club de Getxo –domingo 31 a las 17:00 horas en El Malecón-, Dani Mori no podrá contar por sanción ni con Víctor, ni con Primo ni con Alberto Gómez.