0%

El Juvenil A cuaja un buen partido ante el Bansander y se lleva una victoria de mérito por la mínima (1-0)

El gol de David Gutiérrez al filo de la hora de partido sirvió para que los de Rafael Quevedo empiecen el campeonato con tres puntos.

RS GIMNÁSTICA (1-4-3-3): Álvaro Herrería; Manu Sainz (Marcos, 68’), Guille, Laso, Fer Cuesta; Borja (Edu Rincón, 68’), Pablo, Javi (Álex Blanco, 53’); Carlos, Iker (David Gutiérrez, 53’) y Manu Sarabia (Iván, 78’).

Goles:

1-0. David Gutiérrez (min 60)

Equipo arbitral: Crespo Puente, asistido en las bandas por Díaz Salces y Alegre Aparicio. Amonestó a los locales Laso, Álex Blanco, David Gutiérrez y Carlos, y a los visitantes Álvaro, Pedro y Marcos.

El Malecón. Sin espectadores.


Triunfo de mérito del Juvenil A de la Gimnástica, que se estrenó de la mejor de las maneras sumando los tres puntos ante uno de los rivales que luchará por los puestos altos de la clasificación, el Club Bansander B.

Los blanquiazules, que dejaron sensaciones muy positivas durante todo el encuentro, hicieron bueno el gol de David Gutiérrez casi a la hora de partido, al aprovechar una pérdida del equipo banquero que no perdonó el extremo gimnástico en el uno para uno con el portero.

En términos generales, los torrelaveguenses fueron superiores al Bansander haciendo gala de un derroche físico impropio de un partido que inauguraba el campeonato. Y es que pese al corto resultado (1-0), el choque fue un duelo de tú a tú donde la balanza pudo caer de cualquier lado, con bastantes oportunidades para ambos equipos aunque fue la Gimnástica quien dispuso de las más claras.

En la primera mitad, Crespo Puente anularía dos tantos a los locales a instancias de su juez de línea, invalidando por fuera de juego las dianas de Iker y Guille. Los rojillos tuvieron, por su parte, dos acercamientos a la meta de Álvaro Herrería que no fueron a más al no encontrar un rematador en el área.

Además, ambas escuadras mostraron su poderío en el juego aéreo donde, dicho sea de paso, se impusieron siempre los ataques a las retaguardias. La entrada de Álex Blanco y David Gutiérrez aportó pulmón y calidad a los de Rafa Quevedo, que se adelantaron precisamente por medio de David en un contraataque resulto a las mil maravillas.

Carlos Álvarez, muy peleón durante todo el encuentro, tuvo en sus botas el segundo, pero estuvo acertado el meta del Bansander. También la tuvo David Gutiérrez para el doblete pero de nuevo el cancerbero se llevaba la palma. El Bansander, que también bajó físicamente en el segundo acto, lo intentó con más corazón que cabeza pero Herrería se hizo enorme solventando dos grandes ocasiones para los santanderinos.