La Gimnástica se llevó los tres puntos de La Vidriera después de vencer a un competitivo Vimenor. Los de Pablo Lago tuvieron que jugar desde el minuto 17 con un jugador menos por la expulsión de Luis Alberto por doble amonestación. Antes, en el minuto 10, Nacho Rodríguez había marcado a la salida de un córner el que sería el único gol del encuentro. Los blanquiazules suman, de esta manera, su cuarta victoria consecutiva y regresan a puestos de ascenso después de varios meses.

El once de la Gimnástica: Álex Ruiz, Fer, Fermín, Borja Camus y Cote; Luis Alberto, Vitienes, Palazuelos, Nacho Rodríguez, Víctor y Perry. Javito y Cagigas sustituyeron a Nacho Rodríguez y Perry, respectivamente.

Alineación del CF Vimenor: Vía, Rionda, Berti Palazuelos, Lucho, Jacobo, Héctor Calleja (Jairo, 75′), Mantilla, Dosal, De Cos, Javi Pereda y Raúl Pereda (Óscar Merino, 45′).

Partido poco vistoso y aburrido, al menos en cuanto a ocasiones. Sí que es cierto que la temprana expulsión de Luis Alberto, unido al ímpetu de un Vimenor que iba por debajo en el luminoso, mantuvieron la emoción hasta que el colegiado decretó el camino de los vestuarios.

Mucho respeto entre ambos conjuntos, muy preocupados de no regalar nada en defensa y pendientes de aprovechar un fallo del rival para desequilibrar la balanza. Al poco de comenzar, Luis Alberto sería amonestado por un codazo sobre un jugador del Vimenor en una disputa por arriba.

Cuando se cumplía el minuto 10, Nacho Rodríguez, a la salida de un córner, se anticipaba a la zaga visitante y al guardameta Vía para poner el 0-1. Cabezazo impecable que adelantaba a los visitantes en el primer conato de ocasión. Lo celebró con rabia el ariete laredano, que con este suma ya ocho dianas en el campeonato.

Siete minutos después, de nuevo sería amonestado Luis Alberto. Una pugna en el centro del campo propicia que el centrocampista derribe por detrás a un futbolista local. El colegiado no se lo pensó dos veces y le mostró la cartulina roja. Con esta incidencia la Gimnástica debía afrontar 73 minutos con un hombre menos, con el único argumento a su favor en el marcador.

El Vimenor se hizo con el control del juego y adelantó sus líneas. Por su parte, la Gimnástica, formó dos claras líneas de cuatro hombres acompañados por el peleón Nacho Rodríguez. Los locales sí se hicieron con la posesión pero no lograron inquietar la meta de Álex Ruiz, pues cada vez que se aproximaban a tres cuartos de campo la bien colocada defensa gimnástica lograba detener los ataques de los de Vioño.

Hasta el minuto 36 no llegaría el primer disparo del Vimenor, obra de Javi Pereda, que envió con la zurda excesivamente alto. Antes del paso por vestuarios creció la figura de Fermín, que se anticipó en la banda izquierda e inició un contraataque que desbarató Vía cuando Nacho Rodríguez se disponía a empujar el centro de Perry.

Tras el paso por la caseta, el Vimenor continuó llevando el peso del partido. Marcos Valdés dio entrada a Óscar Merino en detrimento de Raúl Pereda. Los locales acapararon la posesión y el dominio territorial, ante un conjunto visitante agazapado atrás en busca de una contra que le diera la sentencia. Precisamente la velocidad de Perry, principal arma de los de rosa, pudo suponer una pena máxima en el área local. El colegiado, lejos de decretar penalti, amonestó a Perry por simular. 

Pereda, muy marcado durante todo el partido por Camus y Cote, trataría buscar alternativas probando suerte desde lejos, pero se encontró con Álex Ruiz. Mantilla estuvo a punto de controlar un buen balón de Jacobo, pero Camus intervino despejando el esférico. Y la más clara, con diferencia, estuvo en las botas de De Cos, que remató una dejada de cabeza de Pereda, obligando a álex Ruiz a hacer la parada más destacada del partido. Los locales se lo creían y pisaban área rival cada vez con más frecuencia. 

De hecho, Pereda, a los 67′, y después de un excepcional control orientado, pudo igualar la contienda de no haber golpeado ligeramente desviado. Entre tanto, la Gimnástica no renunciaba a la velocidad al contraataque y en las botas de Perry pudo llegar la asistencia del 0-2. El extremo centró raso buscando a Vitienes pero se anticipó Berti Palazuelos. 

Con el paso de los minutos el colegiado comenzó a repartir cartulinas amarillas a diestro siniestro, en un partido que no tuvo grandes dotes de agresividad por parte de ninguno de los dos equipos. De Cos, a quince minutos del final, se revolvió en el área y envió por encima del larguero. Sería el último acercamiento de verdadero peligro para los de Vioño, ya que la única ocasión hasta el final del partido fue para Cagigas. El espigado jugador, que llevaba unos minutos sobre el césped, recibió un preciso centro de Fer y, sólo en el área, cabeceó desviado. 

En los minutos de descuento los locales continuaron enviando balones al área pero la expeditiva defensa gimnástica supo despejar el peligro. Con esta victoria, los de Pablo Lago acumulan ya cuatro victorias consecutivas y regresan a los puestos de ascenso, plaza que abandonaron allá por la jornada cuatro. La próxima cita en el calendario, el próximo domingo a las 17:00 horas en El Malecón, ante el Siete Villas. 

https://i2.wp.com/www.rsgimnastica.com/wp-content/uploads/2017/11/IMG_3388-2592x1728_wm.jpg?fit=1024%2C683https://i1.wp.com/www.rsgimnastica.com/wp-content/uploads/2017/11/IMG_3388-2592x1728_wm.jpg?fit=180%2C120RSGT_1907Noticiasgimnástica,victoria,vidriera,vimenorLa Gimnástica se llevó los tres puntos de La Vidriera después de vencer a un competitivo Vimenor. Los de Pablo Lago tuvieron que jugar desde el minuto 17 con un jugador menos por la expulsión de Luis Alberto por doble amonestación. Antes, en el minuto 10, Nacho Rodríguez había...