El guardameta blanquiazul comenzará a ejercitarse junto al resto de compañeros y parece que por fin deja atrás sus molestias en la rodilla. Sin embargo, el meta no tiene aún el alta médica, que llegará, salvo imprevisto de última hora, el próximo viernes 20 de abril.

David Puras comienza a volver poco a poco al equipo. Prácticamente un año después, cuando a finales de mayo se rompiese el menisco de su rodilla, el meta ha vivido un año de infortunios que le han dejado en el dique seco. Regresó en el mes de septiembre para suplir la baja de Guil, disputó tres partidos y después sufrió una lesión similar. Operado a finales del mes de noviembre, las sensaciones del jugador han ido mejorando semana tras semana ejercitándose junto al entrenador de porteros, Javi Melchor, y realizando ejercicios específicos de portería. 

Desde esta semana, el portero ha recibido el permiso de los especialistas para incorporarse poco a poco al mismo que sus compañeros, con lo que David volverá a disfrutar casi plenamente del fútbol. Con algo más de una semana junto con el grupo, los médicos estiman que el próximo viernes 20 de abril -fecha en la que ha sido citado Puras-, el cancerbero podría recibir el alta definitiva. 

No está siendo ni mucho menos una temporada fácil para David, apenas disputando tres partidos y viendo a su equipo desde la grada todos los fines de semana. Pero llegará para la parte más bonita de la temporada, donde todos quieren estar, llegará para la fase final de la campaña. ¡¡Queda poco David!!

Puras saca de puerta en el partido frente al CD Cayón de la sexta jornada.