El viento y la lluvia no empañaron un auténtico partidazo entre dos de los mejores equipos de la categoría. Gimnástica y Racing B se dejaron todo sobre el césped en busca de una victoria que cayó del lado de los de Pablo Lago, que tiraron de casta y experiencia para mantener la ventaja tras adelantarse en dos ocasiones. Nacho Rodríguez, en el minuto seis, subió el primero al marcador para ver como apenas diez minutos después Turrado empataba de cabeza. Un inconmensurable Cagigas puso el definitivo 1-2 en una jugada aislada quitando las telarañas de la portería del Sardinero.

Sin novedades en el once, Pablo Lago alineó a Álex Ruiz; Fer y Camus en los laterales; Luis Alberto y Cote en el centro de la zaga; Víctor y Palazuelos en el centro del campo; Vitienes como interior derecha y Fermín en la izquierda; y las referencias ofensivas Nacho Rodríguez y Cagigas. Javito, Perry y Huertas – por este orden- ingresaron en la segunda mitad sustituyendo a Vitienes, Cagigas y Víctor, respectivamente.

Alineación del R. Racing Club ‘B’: Peón, Zorrilla, Puras (Miguel Goñi, 60′), Javi Gómez, Iñigo, Turrado (Jaime Hoyuela, 81′), Musy (Somavilla, 73′), Jerin, Soberón, Matías Aquino y Rozas.

Un escenario de lujo para un partido de esos que siempre apetece ver. Más si cabe después de los primeros minutos, donde se vio a dos equipos que trataban de buscar la victoria desde el inicio. De hecho, nada más sacar de centro y pasados veinte segundos, el Racing B se plantó en el área gimnástico en una auténtica declaración de intenciones. Sin embargo, golpeó primero el conjunto de Pablo Lago por medio de Nacho Rodríguez, que penalizó un error defensivo de Javi Gómez para superar a Peón por bajo. Corría el minuto 6 de partido y la Gimnástica se adelantaba en el luminoso.

Los de José Moratón reaccionaron inmediatamente y comenzaron a acercarse al área rival. Cote, que completó un magnífico partido, le rebañó el balón a Matías Aquino en el último segundo cuando este ya se disponía a encarar a Álex. El filial aumentó se presencia en zonas de ataque y logró la recompensa del empate gracias a un testarazo de Turrado. Tras un saque de esquina, el balón le llega de nuevo a Aquino -que había botado el córner-, que cuelga hacia el interior del área chica donde encuentra el centrocampista racinguista, que solo tuvo que darle dirección al esférico después del excelente centro.

Dos goles en apenas un cuarto de hora y un juego muy ofensivo por parte de ambos equipos. La Gimnástica esperaba más replegada pero creaba peligro saliendo a la contra tras pérdida. Cagigas, otro de los destacados, se hinchó a tirar desmarques y conducciones que siempre ponían en vilo a la defensa racinguista. La contienda prosiguió con alternativas para ambos conjuntos, pero sería nuevamente el conjunto blanquiazul quien golpearía de nuevo.

Córner desde el flanco derecho que sirve Camus, el cuero que queda rechazado en el punto de penalti y Cagigas conecta una espectacular volea que quitó las telarañas de la escuadra de la meta racinguista. 1-2. El filial pagó el duro golpe y a punto estuvo de encajar el tercero, en una nueva acción de Cagigas, que probó fortuna desde fuera y, Nacho Rodríguez, muy atento, estrelló el balón contra Peón después de que este no consiguiese atrapar la pelota.

En los últimos minutos del primer acto el Racing B reaccionó y pudo subir la igualada al marcador de no haber sido por Álex Ruiz. Rozas profundiza por la izquierda y ve la llegada de Soberón desde atrás, que remató totalmente solo desde el punto de penalti. El remate fue desviado con el pie a saque de esquina por Álex, que realizó una intervención de mucho mérito. Antes del descanso, el ariete racinguista cabeceó por encima del travesaño en la última oportunidad de los de Moratón.

En la segunda mitad la experiencia de los blanquiazules propició que el ritmo del encuentro decayese considerablemente, parando el partido y tratando de correr los minutos sin pasar apuros. Los de Pablo Lago, muy serios en defensa, esperaron replegados para aprovechar algún fallo en la circulación de balón del filial para sentenciar a la contra. Hugo Vitienes protagonizó la primera acción de peligro de la segunda parte, allá por el 57′, cuando remató dos veces de forma consecutiva contra la meta de Peón. En la primera de ellas un defensor logró taponar el tiro y, en la segunda, su chut se marchó muy desviado. 

El filial racinguista solo transmitió sensación de peligro por medio del balón parado, uno de los teóricamente puntos fuertes de los de Pablo Lago. Por lo demás, los únicos acercamientos del segundo acto se produjeron por parte visitante. Fermín inició un par de internadas por su banda que pudieron suponer el 1-3. Lástima que su pase final a Nacho Rodríguez fuese defectuoso y, en la otra ocasión, el cabezazo de Cagigas llegó manso a las manos de Peón. 

Se cumplía el 70′ de partido y Vitienes envió el cuero al poste en la más clara de la segunda parte. Apertura de Cagigas hacia el extremo, que controla, encara y golpea. Peón despeja, el rechace de nuevo para el de Sierrapando que, sin apenas ángulo trata de sorprender al cancerbero del filial, estrellando el balón en el lateral del poste.

Ambos equipos movieron ficha y realizaron varias sustituciones que durmieron aún más el partido. Únicamente dos acercamientos por parte racinguista pudieron suponer otro movimiento en el marcador. Jerin, de cabeza, envió muy alto el centro de Aquino. Y Rozas definió fatal un contraataque muy bien armado por los de Moratón.

Golpe de autoridad de la Gimnástica en El Sardinero, que dio una lección de madurez, experiencia y saber estar sobre el terreno de juego para superar a uno de los equipos punteros de la categoría. A falta de siete jornadas para la conclusión del campeonato liguero, los blanquiazules mantienen el liderato y lo defenderán el próximo viernes, a partir de las 21:00 horas en El Malecón, ante uno de los equipos que sigue la estela del conjunto torrelaveguense: la Unión Montañesa Escobedo, hasta ahora único equipo que ha conseguido los tres puntos frente a la Gimnástica.