Sufrida victoria en uno de los campos más complicados de la categoría merced a los tantos de Cagigas y Barbero. El ariete extremeño, que ingresó en el terreno de juego en el 75′, sentenció un igualadísimo partido con una contra en el 95′. Los de Cabezón, a pesar de no encontrarse en ninguna posición extrema de la tabla, demostraron su valía y completaron un gran partido frente al líder.

Pablo Lago continuó fiel a su estilo y apostó por su habitual 1-4-4-2 moviendo tan solo las fichas de Vitienes y Belmonte, bajas para este partido. Álex continuó bajo palos, con Fer y Camus en los laterales; la pareja de centrales habitual formada por Luis Alberto y Cote; Víctor y Palazuelos en el centro del campo; Perry por la derecha y Fermín por la izquierda; y en punta de lanza Carlos Cagigas y Nacho Rodríguez. Javito, Barbero y Nacho entraron en el segundo acto sustituyendo a Perry, Nacho Rodríguez y Cagigas, respectivamente.

Alineación de la S.D. Textil Escudo: Alberto, Edgar, Dosal, Adrián Díaz, Aitor Santamaría, Butra, Sergio Alechiguerra, Jony, Pablo Cano, Perujo y Bordas (Pablo Iglesias, 67′). 

Dirigió el encuentro el colegiado Gándara Gutiérrez, asistido por los linieres Sánchez Bustara y Ceballos Saiz. Vieron la cartulina amarilla por el conjunto local Edgar, Adrián Díaz y Dosal, mientras que en la Gimnástica fueron amonestados Perry, Fermín, Camus, Víctor y Barbero.

Goles: 0-1. Cagigas (18′). 0-2 Barbero (90+4′)

Salida complicada la que afrontaba el conjunto blanquiazul en su intentona por hacerse con el título. Los de Cabezón, que siempre ponen en dificultades a los equipos punteros que visitan el Juan Mª Parés, lucharon hasta el final y mantuvieron vivas sus opciones de puntuar hasta bien entrado el descuento. La Gimnástica, tan competitiva como de costumbre, supo sufrir para a la postre sentenciar a la contra. Los de Pablo Lago continúan como líderes una jornada más y deberán sumar siete de los últimos nueve puntos en juego para certificar el campeonato liguero. 

El árbitro decretó el comienzo del partido y ambos equipos tantearon la situación sin grandes riesgos. Hasta el minuto cinco no llegó la primera oportunidad, en las botas de Perry, que disparó muy desviado desde fuera del área. Poco después, quien si encontraría portería fue Palazuelos, que conectó un espectacular zurdazo desde la frontal que Alberto despejó con muchas dificultades. 

Con la defensa del Textil Escudo muy bien plantada en la frontal del área, la solución por la que optaron los torrelaveguenses fue disparando desde media distancia. Además de los ya citados disparos de Perry y Palazuelos, Fer se sumó a las intentonas y golpeó también fuera otro remate desde lejos. 

Sin embargo, la primera ocasión de verdadero peligro fue para los cabezonenses. Y vaya si lo fue. Perujo se lleva el cuero a trancas y barrancas logrando penetrar en el área y situarse solo ante Álex. El ex gimnástico se encontraba un poco escorado, pero así todo logró rematar tratando de batir al meta entre las piernas, pero el cancerbero reaccionó extraordinariamente despejando a córner y desbaratando así la clarísima ocasión. 

Perdonar en el fútbol se paga caro y más si es contra la Gimnástica. Apenas cuatro minutos después, el conjunto torrelaveguense se vuelca en ataque, lleva el esférico hacia la derecha, donde Fer centra y encuentra solo a Cagigas que solo tiene que empujarla. Jugada de libro, clásica en los de Pablo Lago a lo largo de esta temporada, que servía para desatascar un partido que bien valdría su peso en oro.

Perry podría haber puesto las cosas aún más cuesta abajo para los suyos de no haberse encontrado con Alberto en un espectacular remate de volea desde el punto de penalti. El meta local despejó a quemarropa el potente remate del extremo torrelaveguense. 

Siempre metidos en el partido, los de Cabezón pelearon de tú a tú y pudieron empatar por medio de Pablo Cano, que, en una jugada similar a la de Perujo, se plantó en el área y acabó rematando por encima del larguero. 

Antes del descanso lo volvería a intentar Perry con otro disparo blandito sin problemas para Alberto; y Cagigas, que en una jugada idéntica a la del primer gol no conectó con precisión el testarazo y remató muy desviado. También previamente al paso por vestuarios, el encuentro comenzó a calentarse y fueron amonestados Víctor y Camus, mientras que Fermín y Perry ya habían visto la amarilla en los minutos previos.

En la reanudación Fer volvió a colocar otro espléndido centro con la zurda que provocó un malentendido en la zaga rival, que acabó despejando en semi fallo a córner ante la mirada de Nacho Rodríguez, que no esperaba un error de tal altura. El juego a balón parado volvió a ser otra de las armas de los blanquiazules que, con Palazuelos como protagonista, cerca estuvo de subir el segundo al marcador. Sin embargo, el testarazo salió verdaderamente alto. 

Tras esa acción, el partido ganó en intensidad y se convirtió en una auténtica batalla. Poco fútbol, muchas interrupciones, muchas faltas y la importancia del balón parado. Luis Alberto, a la salida de un córner, remató al lateral de la red. 

El Textil Escudo se mostró dispuesto a dar un nuevo arreón para colocar la igualada y cerca estuvo de conseguirlo. Después del 65′, los de Pablo Lobeto se hicieron dueños y señores de la posesión y consiguieron encerrar a la Gimnástica en su área. Jony recibió el balón en el pico del área, recortó hacia dentro, armó el disparo, y con Álex Ruiz prácticamente batido, Fer aparece en el segundo palo para despejar el esférico con el cuerpo. La jugada continua y en un acto de picaresca por parte de Perujo y Cano, que sacaron rápido una acción de estrategia, el centrocampista acabó plantándose solo delante de Álex, que de nuevo realizó una meritoria intervención sacando el pie abajo y desviando a córner.

Dos minutos después, cabezazo de Jony a la salida de un córner que obliga a Álex a despejar en dos tiempos. Corría algo más del minuto 70 y la Gimnástica que sufría como hace mucho tiempo que no se recordaba. Javito y Barbero entraron por Perry y Nacho Rodríguez y el equipo notó el aire fresco. Luis Alberto tuvo el segundo en su cabeza, pero tampoco llegó a conectar el remate. 

El Textil, viendo que pasaban los minutos, decidió volcarse en ataque y frenar como fuese cualquier conato de contraataque por parte de los visitantes. De hecho, Adrián Díaz vio la amarilla en una durísima entrada por detrás sobre Cagigas. Los veintidos futbolistas batallaron por cada balón como si fuese el último. 

El conjunto visitante reclamaría penalti por mano de Aitor Santamaría al taponar un remate de Cagigas, pero el colegiado decidió dar continuidad al juego. Por su parte, los locales acumularon un buen número de acciones a balón parado que transmitieron constantemente sensación de peligro sobre la meta de Álex. 

Butra cometió otra brutal entrada sobre Víctor, señalando Gándara Gutiérrez falta, no así amonestación. Nacho sustituyó a Cagigas y resultaría decisivo. Con los locales volcados en ataque bombeando balones de forma continua hacia el área rival, Nacho González roba ya en el descuento el esférico y ve solo a Barbero, que arranca dirección portería totalmente solo. El ariete mira hacia su izquierda mientras encara a Alberto por si tenía opción de pase, pero decide definir entre las piernas del guardameta, que vio como el extremeño subía el segundo al marcador. Golazo. Celebración con rabia de jugadores, cuerpo técnico y afición para certificar una trabajada victoria que mantiene a los torrelaveguenses en la cabeza de la tabla.

La próxima semana, otra nueva final, ante el Club de Fútbol Vimenor a partir de las 17:00 horas en El Malecón.

https://i0.wp.com/www.rsgimnastica.com/wp-content/uploads/2018/04/WhatsApp-Image-2018-04-22-at-23.40.00.jpeg?fit=1024%2C683https://i1.wp.com/www.rsgimnastica.com/wp-content/uploads/2018/04/WhatsApp-Image-2018-04-22-at-23.40.00.jpeg?fit=180%2C120RSGT_1907Cronicacabezón de la sal,gimnástica,textil escudo,victoriaSufrida victoria en uno de los campos más complicados de la categoría merced a los tantos de Cagigas y Barbero. El ariete extremeño, que ingresó en el terreno de juego en el 75', sentenció un igualadísimo partido con una contra en el 95'. Los de Cabezón, a pesar de...