Al igual que en el partido de ida en El Malecón, los de Geli empataron cuando el cronómetro se acercaba al 45′ de la segunda parte. Fermín adelantó a la Gimnástica en el 67′ con un golazo de volea. Zarandona, muy poderoso en el juego áereo, igualó la contienda en el 89′. Partido muy intenso e igualado el vivido en Tanos, en un Santa Ana a rebosar que vio como ambos equipos se repartían un punto, dejando evidentemente más satisfechos a los seguidores taniegos.

Pablo Lago volvió a alinear a su once tipo, formado por Álex Ruiz; Fer y Camus laterales; Luis Alberto y Cote como centrales; Víctor y Palazuelos doble pivote; Vitienes y Fermín entrando por banda y Cagigas y Nacho Rodríguez en ataque. El técnico asturiano agotó únicamente dos sustituciones: Huertas entró por Vitienes en el 80′, y Barbero hizo lo propio en detrimento de Nacho Rodríguez, ya en el 90′.

Alineación del C.D. Tropezón: Iván, Sofian (Víctor, 87′), Álex Díaz, Bustillo, Rafa (Luis González, 73′), Zarandona, Dorronsoro, David (Gonzalo, 69′), Juan Fresno, Isuardi y Riki. 

La jornada se presumía como vital para los intereses de los equipos que a día de hoy luchan por el campeonato. Tras el pinchazo en el día de ayer del Laredo, los de Pablo Lago podían colocarse como líderes de haber sacado los tres puntos de Santa Ana. Los de Tanos, sin embargo, venían con más urgencias por la victoria del Racing B y la necesidad imperiosa de ganar para mantener intactas sus opciones de ganar la liga. 

El ‘miedo a perder’ de ambos equipos nos deparó un partido gris, mayoritariamente táctico, donde los dos conjuntos trataron de no equivocarse en defensa. La Gimnástica realizó un comienzo fulgurante, desplegada en ataque intentando penetrar por bandas de manera constante. Precisamente, los locales no se encontraron a disgusto con este guión gracias a la calidad y velocidad de sus atacantes, que transmitieron sensación de peligro cada vez que salían al contraataque. 

La primera parte, en su totalidad, apenas entretuvo a los numerosos aficionados de ambos equipos que se dieron cita en Santa Ana. De hecho, las ocasiones en el primer tiempo brillaron por su ausencia, al menos en lo que a claras se refiere. Fermín probó fortuna a los tres minutos, pero su volea se marchó cerca del palo.

Estaba claro que un error defensivo podría ser el único elemento de desequilibrio entre dos equipos como la Gimnástica y el Tropezón. Los taniegos tuvieron uno, a los siete minutos, en un control demasiado largo de Álex Díaz que aprovechó Palazuelos para, después de una veloz carrera, rematar contra Iván cuando prácticamente perdió sus opciones de rematar con comodidad.

Poco después se produjo otra llegada del equipo que hoy vestía de rosa. Fer aparece por la derecha, cuelga el balón en busca de Nacho Rodríguez y este cabecea desde el punto de penalti fuera. La férrea defensa local obligó al ariete a rematar muy forzado y muy lejos de la portería de Iván.

A pesar de no causar excesivo peligro, lo cierto es que las tempraneras amarillas a Víctor y Palazuelos – los dos mediocentros del equipo-, sumado al potencial ofensivo del Tropezón propició que la Gimnástica diese un paso atrás en su impulsivo comienzo. La figura de Jaime Isuardi emergió a partir del minuto 20, retrasando unos metros su posición para crear superioridad en el centro del campo. En el ecuador de la primera mitad, el conjunto taniego ganó en posesión de balón y tranquilizó los ánimos visitantes. 

Juan Fresno protagonizó la primera acción en ataque de los locales con un disparo con la zurda desde lejos que se marchó directamente fuera. La respuesta del decano cántabro no se hizo esperar, con Rubén Palazuelos realizando un espléndido cambio de juego para Vitienes, que recortó hacia dentro y golpeó con la izquierda alto. 

Tiempo de descanso en un partido muy intenso a la par de poco atractivo para el aficionado. Los dos equipos, más preocupados de no encajar que de arriesgar en ataque. La Gimnástica, que comenzó muy fuerte, poco a poco decidió guardar la ropa y no precipitarse.

Tras el paso por vestuarios el partido no varió en demasía y nuevamente ambas escuadras tardaron en entrar en el partido. Isuardi buscó el primero desde la frontal, pero su disparo no cogió portería. A partir del 54′, la Gimnástica subió una marcha hasta conseguir su cometido: adelantarse en el marcador.

Previamente, Nacho Rodríguez trató de desequilibrar la balanza. Primero con una jugada de afuera hacia dentro en la izquierda, que finalizó con un disparo raso que detuvo sin problemas el meta local. Apenas un minuto después a punto estuvo de rematar una asistencia de Vitienes.

El viento aumentó su presencia e hizo acto de presencia la lluvia, hecho que aceleró un partido que poco a poco se convirtió en una batalla. El Tropezón estuvo cerquísima de golpear primero, en una jugada de Isuardi y Fresno, que acaba con este controlando el balón en el área y armando el disparo. En el último instante intervino Camus desviando a córner.

Sin embargo, fueron los de Pablo Lago quienes se adelantaron en el luminoso. Álex Ruiz saca desde la frontal de su área, la pelota que bota en un malentendido de la defensa taniega, Fermín persigue el cuero y conecta una volea sensacional que cruza por delante de Iván y se cuela cerca de la base del palo. Golazo espectacular que despertó la euforia de la grada de Santa Ana. 

Geli reaccionó y dio entrada a Gonzalo en sustitución de David, tratando de ganar en desborde por las bandas. Lo cierto es que los de Tanos no consiguieron una reacción inmediata y fue la Gimnástica quien continuó defendiendo lejos de su portería. De hecho, gozó de algunas oportunidades para sentenciar el duelo.

Una de ellas para Luis Alberto que, para variar, se elevó en el área sobre los defensas rivales para conectar un cabezazo que se marchó demasiado alto. Restaban algo menos de diez minutos y Geli se la jugó: primero quitó al lateral Rafa en lugar del centrocampista Luis González y después sustituyó al lateral Sofian por el extremo Víctor. En definitiva, el Tropezón cerró con una defensa de cuatro hombres donde ambos laterales eran Riki y Gonzalo, jugadores de vocación claramente ofensiva. Y honesto es decir que la jugada le salió a la perfección al técnico local.

En el 87′, justo antes del empate, Borja Camus zapateó desde muy lejos y provocó el ‘¡Uy!’ en la grada. Su golpeo seco salió muy próximo a la escuadra.

Apenas restaba un minuto para que se cumpliera el tiempo reglamentario cuando Luis Alberto erra un despeje y la pelota sale a córner. El balón va hacia el segundo palo donde está Zarandona, que se eleva por encima de los demás para, con un remate picado, desatar la euforia de la parroquia local. 

El colegiado añadió tres minutos y los locales se avalanzaron hacia la portería de Álex Ruiz, no solo por el empuje que les proporcionó el gol del empate sino por los jugadores tan ofensivos que en ese momento estaban sobre el césped. La Gimnástica inició un par de contras que, de haber acertado en el último pase, podrían haber propiciado el segundo tanto visitante. 

En la última jugada prácticamente del encuentro, un defensor del Tropezón cede a su portero Iván, que cuando va a golpear se resbala y cae sobre el cuero. Barbero, que iniciaba la presión, se aproxima hacia el meta local, que interpuso el balón entre su cuerpo y el suelo. La afición visitante reclamó mano del cancerbero -que hubiera supuesto libre indirecto dentro del área-, además de posible retención de balón del meta o posible penalti. El colegiado decidió dar continuidad al juego para, escasos segundos después, señalar el camino de los vestuarios en medio de la polémica surgida por esa última acción.

La Gimnástica ve como su racha de siete partidos seguidos ganando llega a su fin, bien es cierto que la de encuentros sin conocer la derrota aumenta hasta los dieciseis. El próximo duelo será el domingo 18, ante el Barreda, en el último derbi torrelaveguense de la campaña. A partir de las 17:00 horas en El Malecón.

https://i1.wp.com/www.rsgimnastica.com/wp-content/uploads/2018/03/IMG_9978-2011x1341_wm.jpg?fit=1024%2C683https://i1.wp.com/www.rsgimnastica.com/wp-content/uploads/2018/03/IMG_9978-2011x1341_wm.jpg?fit=180%2C120RSGT_1907Cronicaempate,gimnástica,santa ana,tercera división,tropezónAl igual que en el partido de ida en El Malecón, los de Geli empataron cuando el cronómetro se acercaba al 45' de la segunda parte. Fermín adelantó a la Gimnástica en el 67' con un golazo de volea. Zarandona, muy poderoso en el juego áereo, igualó la contienda...