Reparto de puntos entre Barreda y Gimnástica, en un partido vibrante donde los locales gozaron de una ventaja de dos goles que al final no pudieron aprovechar. La Gimnástica, muy trabada con el balón, dispuso de varias ocasiones pero no tuvo efectividad alguna, cosa que el Barreda sí, que materializó sus prácticamente únicos dos disparos a portería en todo el encuentro. Pablo Lago debutó en el banquillo de la Gimnástica con un empate en su primer derbi como técnico blanquiazul.

El técnico asturiano varió el sistema táctico apostando por alinear a tres medio centros, con la variante de que Luis Alberto actuó por delante de la defensa y Palazuelos y Javito ejercieron en funciones de volante o media punta. Así, concretó un once formado por Álex Ruiz; Belmonte, Fermín, Camus, Nacho; Luis Alberto, Javito, Palazuelos; Cagigas, Perry y Nacho Rodríguez.

Alineación del Barreda Balompié: Javi, Richi, Terrón, Manuel, Álvaro Pérez, Nando, Piedra (Acebo, 80′), Fito, Chini, Andy García y Aitor Santamaría. 

Al poco de decretar el colegiado del encuentro el inicio del partido, la Gimnástica iría decidida a campo rival en busca de adelantarse en el marcador. Perry por la banda desbordó a varios contrarios, pero no logró centrar al área y finalmente le rebotó el balón en su pierna, señalando el árbitro saque de portería. Nacho remataría un servicio de esquina de Camus, peinándolo en el primer palo y creando una gran ocasión: su remate salió ligeramente desviado.

Poco después Piedra avisó desde media distancia con un tiro desviado. Quien estuvo muy acertado fue su compañero Aitor Santamaría, que robó un balón en tres cuartos de campo, condujo y sacó un auténtico zapatazo que hizo inútil la estirada de Álex Ruiz. Era el 1-0, en el minuto 11 de partido.

Perry pudo sellar la igualada ocho minutos después, con un remate de volea en el segundo palo que desperdició el guardameta local Javi.  El partido entró en una dinámica que se repetiría durante el resto del partido, con la Gimnástica como clara dominadora de la posesión del esférico y un Barreda replegado en su campo esperando una oportunidad al contraataque. Entretanto, Fermín seguía a lo suyo buscando centros medidos desde la izquierda. Uno de ellos conectó con la cabeza de Nacho Rodríguez, que remató cerca del palo. 

Antes del descanso, el cuadro que hoy vistió de rosa pudo empatar por medio de Cagigas y Luis Alberto. Primero el extremo finalizó una jugada individual con un chut muy alto, y escasos minutos después el medio centro, con un remate de cabeza a la salida de un córner que también se marchó por encima del travesaño.

Los primeros veinte minutos de la segunda parte fueron prácticamente inéditos, con mucho ‘centrocampismo’ y pocas ocasiones para ambos equipos. De hecho, la primera terminó en gol para los locales. Aitor Santamaría forzó un córner después de errar previamente un uno para uno con Álex Ruiz. El propio Aitor colgó el balón para que Fito, solo en el interior del área pequeña, batiese con su pierna derecha a placer al cancerbero de la Gimnástica. Minuto 72 y las opciones de ganar o de sumar en Solvay se disipaban. 

Pero apareció Nacho Rodríguez, además por partida doble. Recortó distancias recibiendo un balón aéreo de Nacho González, se la acomodó con el pecho y fusiló a Javi. Su segundo tanto fue de cabeza, cuatro minutos después, cabeceando el centro de Felipe Belmonte. Antes, Andy pudo sentenciar en una oportunidad al contraataque de no ser por la espectacular intervención de Álex. 

La última ocasión del partido fue para los visitantes, por medio de Borja Camus, que rozó el gol que hubiera supuesto la remontada en un lanzamiento de falta que salió lamiendo el larguero.

https://i1.wp.com/www.rsgimnastica.com/wp-content/uploads/2017/10/WhatsApp-Image-2017-10-21-at-17.54.41.jpeg?fit=1024%2C683https://i2.wp.com/www.rsgimnastica.com/wp-content/uploads/2017/10/WhatsApp-Image-2017-10-21-at-17.54.41.jpeg?fit=180%2C120RSGT_1907Cronicabarreda,debut,empate,pablo lago,solvayReparto de puntos entre Barreda y Gimnástica, en un partido vibrante donde los locales gozaron de una ventaja de dos goles que al final no pudieron aprovechar. La Gimnástica, muy trabada con el balón, dispuso de varias ocasiones pero no tuvo efectividad alguna, cosa que el Barreda sí, que...