La Gimnástica no fue capaz de sumar en su visita a Escobedo, y se llevó un contundente resultado (4-1) que propicia que los de Pablo Lago cosechen la primera derrota en liga de esta temporada. A pesar de realizar unos muy buenos primeros veinte minutos y de adelantarse en el marcador gracias a Luis Alberto, el conjunto blanquiazul -hoy de rosa- vio como su rival le remontaba el partido y acababa goleándole. En los visitantes, el ariete Héctor Marcos cuajó una gran actuación, asistiendo en dos de las dianas y anotando un auténtico golazo que redondeó el partido.

Con la necesidad de sumar de tres en tres para recortar puntos a un rival directo como los de Escobedo, maxime después de la derrota del Laredo esta mañana en las Instalaciones Nando Yosu, y de encadenar por primera vez dos victorias esta temporada, la Gimnástica plasmó una buena puesta en escena en los primeros minutos. Sin embargo, una flojísima segunda mitad desequilibró la balanza en favor del equipo que más efectivo fue con sus oportunidades.

Pablo Lago dio continuidad al equipo que se impuso el pasado domingo al Racing B, repitiendo alineación, salvo el cambio obligado de Fer por Belmonte debido a la lesión del manchego. De esta manera, Álex Ruiz formó en portería, acompañado en defensa por Fer y Camus en los laterales, y Cote y Nacho en el centro de la zaga. Luis Alberto y Palazuelos como medio centros, Perry en la mediapunta, Cagigas y Fermín como jugadores de banda y Nacho Rodríguez en punta de ataque.

Alineación de la U.M. Escobedo: Rafa Pedrero, Adrián Ibargüen, Richi (Dani Álvarez, 65′), Nando Fuentevilla, Berto, Quintanilla, Germán (Jorge, 89′), José Luis, Héctor Marcos, Bubu y Héctor Tirado (Marco, 83′).

El equipo de Pablo Lago salió con las ideas muy claras, verticalidad en su juego principalmente gracias a Perry, muy activo entre líneas y aportando siempre desequilibrio. Posiblemente, los primeros veinte minutos de partido fueron los mejores del equipo hasta ahora en la presente temporada.

Muy pronto Perry probó fortuna desde lejos, pero su tiro salió demasiado cruzado. Después Cagigas, en una situación privilegiada, envió fuera prácticamente a puerta vacía un servicio de Fermín, previo a una excelente jugada combinativa por la izquierda. Nacho Rodríguez marcaría el primero de la tarde, pero el colegiado señalaría mano en el control.

El propio Cagigas y Rubén Palazuelos continuarían avisando con sendos remates de cabeza dentro del área. El del extremo no inquietó a Rafa, que atrapó sin dificultades. Por su parte, Rubén cabeceó por encima del larguero. En medio de ambas ocasiones Nacho Rodríguez se topó con Rafa después de empalar un centro de Fermín. Con apenas quince minutos transcurridos, la Gimnástica había generado un caudal ofensivo suficiente para ir holgadamente por delante en el casillero.

Llegado el ecuador de la primera mitad, el Escobedo pondría un poco de pausa al encuentro y ralentizaría el ritmo de este. Lo cierto es que, a partir de ahí, surgió el juego meramente posicional y las ocasiones brillaron por su ausencia. Hasta que en el minuto 33 Luis Alberto se reencontró con el gol. Una falta sensacionalmente botada por Camus logró conectar con la cabeza de Palazuelos, que remata al larguero y el balón bota en la línea de gol -el colegiado no decretó gol-. En medio de las protestas gimnásticas, Luis Alberto se hizo fuerte por alto y cabeceó al fondo de las mallas.

Poco duró la alegría en la parroquia torrelaveguensa. Un cúmulo de errores defensivos propició que Héctor Marcos recibiese en el interior del área, levantase la cabeza, y asistiese a su tocayo de apellido Tirado, para que superase por bajo a Álex Ruiz. Jarro de agua fría apenas dos minutos después del 0-1.

A pesar del varapalo la Gimnástica gozó de dos oportunidades antes del descanso: Cagigas en un remate a balón parado que se fue alto y Perry, muy escorado, con un centro chut que se fue envenenando y que obligó a Rafa a despejar a córner.

El segundo acto fue totalmente diferente al primero. Poco fútbol, pocas oportunidades, y la aparición de las primeras amonestaciones derivaron en un juego muy trabado. Dani Álvarez, que entró en sustitución del dolorido Richi, cobró especial protagonismo con dos goles. Primero se aprovechó de una salida fuera del área de Álex Ruiz, para recoger el rechace y, desde más de treinta metros, desequilibrar la contienda. Y diez minutos después remachando a gol una extraordinaria jugada de Héctor Marcos, que dejó sentado a media defensa torrelaveguense. 

La guinda al partido la puso el delantero Héctor Marcos, con un gol de bella factura desde más de cuarenta metro.. Recogió el saque de su propio portero y, sin pensárselo dos veces, golpeó superando a Álex, y redondeando la goleada.

La Gimnástica no podrá sumar 9 de 9 en esta semana de triple compromiso y tratará de conformarse con dos victorias, si es que consigue imponerse el domingo al Castro FC en El Malecón.

https://i2.wp.com/www.rsgimnastica.com/wp-content/uploads/2017/11/IMG_1382-1840x1226_wm.jpg?fit=1024%2C682https://i1.wp.com/www.rsgimnastica.com/wp-content/uploads/2017/11/IMG_1382-1840x1226_wm.jpg?fit=180%2C120RSGT_1907Cronicaderrota,escobedo,eusebio arceLa Gimnástica no fue capaz de sumar en su visita a Escobedo, y se llevó un contundente resultado (4-1) que propicia que los de Pablo Lago cosechen la primera derrota en liga de esta temporada. A pesar de realizar unos muy buenos primeros veinte minutos y de adelantarse en...